10 de abril de 2010

Diarios de Castlevania, Entrada 1



-------
La "Walpurgis Natch" se acerca, y como ya les debía algo de material (y de hecho, hay retraso con el resto), he decidido sacarle ventaja a este: un blog.

Hace meses que quería hacer una guía de Castlevania II, y de hecho la he estado adelantando, pero simultáneamente iré registrando en este blog el acontecer del juego. Hoy iniciaré con los primeros 4 días y 3 noches de este título (sí el título recuerda una película porno es mera coincidencia), esperando en lo próspero y en lo adverso que sea de su agrado, y que con todo lo asistemático que es el mundo, hagan un tiempo en su lectura para este paréntesis. Las fotos las subiré más tarde, por lo pronto: imaginar no es tan malo ; )
-------


DIARIOS DE CASTLEVANIA 2

4 DIAS, 3 NOCHES

Por: Tygrus





Este es un documento meramente discrecional -y muy sensacional-, no lo leas si no te interesa, pues no es vital para la guía que en breve encontrarás en MagazinNES, y donde también se incluirá este recorrido.


Aclaro un par de cosas: el tiempo está medido de acuerdo al juego (en caso contrario, haré la precisión), donde cada 24 horas equivalen a 6 minutos de juego. Segundo, cuando pones pausa el tiempo se congela, al igual que cuando entras en algún cuarto, tienda, Mansión, etcétera, el tiempo también se congela.






DIA 1- Iniciando compré el cristal blanco (el juego te regala 50 corazones, el corazón es la moneda en este título, y ciertas armas consumen… monedas, o corazones, ¿se entiende la regla?). Mal hecho, pues por ahora no sirve dicho cristal (lo descubrí apenas pagarle al mercader o Druida), mejor los 50 corazones que regala el juego los hubiera invertido en comprar el agua bendita, para pandear y dañar enemigos y juntar dinero (corazones) más rápido. En fin, luego de eso fui una pantalla a la derecha a juntar más corazones, ahí estuve eliminando hombres lobo de 2 latigazos y ese raquítico esqueleto de un toque, entrando y saliendo del pueblo repetí el procedimiento.


Simón inicia operaciones a las 12 del día. Ni de chiste se iba a levantar temprano

Junte lo más que pude hasta que casi se hacía de noche (puse pausa para saber la hora, y a las 5:35 de la tarde regresé al pueblo a mi izquierda, subí dos escaleras y en el segundo piso ya se había hecho de noche).

 
NOCHE 1- Aquí es fácil juntar corazones (que también aumentan la experiencia): avanzas 2 ladrillos y te sale un zombie, que es el enemigo más noble del juego, por ser fácil de eliminar y dejar corazones seguido. Estuve toda una noche ahí (una noche equivale a 3 minutos), y ya con eso, cuando eran las 5:50 de la mañana bajé por la escalera a la tienda donde te venden el agua bendita. Por cierto, como a eso de las 5 de la mañana Simón comenzó a flashear cuando tomé un corazón, eso quiere decir que subí un nivel de experiencia, el indicador de Experiencia estaba en “100”, luego de eso se reinició en “0”.






DIA 2- El agua bendita la venden dentro de la tienda, y el mercader de fuera te vende el cristal blanco. Si acaso compraste primero el agua bendita, solo tienes que comprar el cristal blanco, ambos son elementales para el resto del juego, y ambos cuestan 50 corazones (no los venden en otro lado). Luego de hacerme de estos 2 items volví a caminar hacia donde sale el sol, o sea hacia la derecha, seguí avanzando, pasando por el bosque, luego el puente donde salen los Mermen (es bueno eliminarlos cuando apenas salen del agua, saltando y golpeándolos en el aire).



No me detuve a juntar corazones, y tan luego llegué a una bifurcación tomé el camino inferior, en seguida llegué a otro pueblo de un solo nivel. La verdad no me detuve a hablar más que con un aldeano, quien me dijo que la costilla -de Drácula, desde luego- (RIB) sirve como "escudo" (literalmente) contra el mal.



En la primera puerta que me topé no había nada, pero como iba equipado con el agua bendita avancé todo a la derecha, donde la pared era falsa y se pueden tirar dicha agua sagrada, entré, ahí el mercader me vendía una daga, y yo todo emocionado la compré. Soy comprador compulsivo, lo acepto.



Seguí avanzando (el pueblo solo tiene un nivel), y al final del lado derecho había otra puerta, entré, y ahora lancé agua bendita para revelar que el piso era falso. Otra tienda, el mercader vende un látigo de cadena (el que yo traía es por default el látigo de cuero), quise comprarlo por 150 corazones, pero solo tengo 74. En lo que se hace de noche iré una pantalla a la derecha, a ver que hay.



He ido, pero un ojo me asedia peligrosamente, lo bueno que en el pueblo contiguo hay una iglesia donde puedo recuperarme de las heridas, así que seguiré intentando explorar en esta que parece una caverna y que tiene segmentos de agua envenenada, luego de eso regresaré unos minutos antes de que se haga de noche, al pueblo que he descrito como de un nivel, y ahí esperaré otra noche para juntar los corazones que me hacen falta para el látigo de cadena. Aclaro que no quiero comprar todo lo que el juego ofrece, pero tengo la teoría de que se puede llegar a Castlevania (el castillo de Drácula) sin el crucifijo (ese que le robas a la máscara que llora sangre). Ya veremos el resultado de mi hipótesis, mientras tanto ¡a juntar corazones con los zombies se ha dicho!. Me quedaré cerca de la tiendita juntándolos, para que a primera hora de la mañana compre el látigo de cadena.



NOCHE 2- Se ha hecho de noche.



¡Válgame!: pasé por alto 2 detalles, el primero de ellos fue que me confié, y por irme a explorar a la caverna que está a la derecha de este segundo pueblo perdí mucha energía, que diga salud, ahora solo me quedan 2 líneas de vida, y la iglesia no trabaja a deshoras. Segundo, pensé que no sería tan grave no haber llegado en horas hábiles a la “church”, pues los Zombies son fáciles de eliminar y de anticipar, pero en este pueblucho de miércoles también aparecen vampiros por la noche (o cuervos, no tengo visión de gato), que no son tan merodeadores como el ojo volador de la caverna, pero no dejan juntar corazones a gusto.



Quizás solo deba quedarme afuera de la tienda a que amanezca, o regresar al bosque a la izquierda a intentar juntar corazones, y ver como se comportan los enemigos de esa región. Sí, eso haré. Como experiencia, decir que hubiese sido mejor solo salir solo un poco de este pueblo hacia la derecha, eliminar el ojo y el primer esqueleto (el HP del ojo es 1, y el del esqueleto ya subió a 2), regresar al pueblo y enseguida volver a la caverna a repetir la operación. Yo quise ir a explorar más allá, y he perdido casi toda la vida. El juego da 3 vidas, pero ya es cuestión de orgullo, y no quisiera perder una sola vida para terminarlo.

(algunos segundos más tarde, y dos mordidas de vampiro después)


Malas noticias: cuando quise ir al bosque a la izquierda, descubrí que el vampiro del pueblo tiene HP de 4, al igual que los Zombies (los cuales, a pesar de esa fortaleza se pueden eliminar sin tanto problema, ya que el látigo de tripa de gato es muy flexible), y descubrí que el vampiro hace un sube-baja muy lento, para repentinamente tomar velocidad y salir en tu dirección: ¡marinolas!, ¡me ha mordido un par de veces y me ha matado!. Adiós orgullo. Reinició con mi segunda vida ahí mismito, donde segundos antes cayera de bruces con el orgullo trasteado, pero el trasero levantado.


Esto no es morir con deshonra: se llama selección natural

Como ahora tengo 14 nuevas barras de energía no me importa tanto la vida: ¡quiero venganza!. Es media noche, el vampiro y los zombies siguen rondando, falta 1 minuto y medio para que amanezca, así que presiento que sí juntaré los 150 corazones que me piden para el látigo de cadena (si no hubiera comprado la daga ahora tuviera el látigo cadena, con el cual hubiera sido más fácil eliminar a los murciélagos y a los zombies, quizás solo de 2 latigazos; si hubiera… en fin, una mala decisión por precipitarme, al igual como lo fue el haber comprado el cristal blanco en lugar del agua bendita). Los Zombies se hacen fuego de 4 latigazos: juis, juis, juis, juis… no se de dónde he sacado carácter para agitar el látigo como relámpago y azotar a estos sujetos sin darles tiempo a que se me acerquen. Mi orgullo, ya lo recuerdo, debe ser de ahí que estoy sacando fuerzas. No quiero que amanezca, creo que ahora soy yo el vampiro, y ellos la víctima.

(1:30 minutos más tarde llega el alba)


DIA 3- Hago un recuento de lo sucedido: a partir de la media noche de la noche anterior (que nunca olvidaré) pude eliminar alrededor de 14 Zombies y solo 2 malditos vampiros, y efectivamente sume 154 corazones (150 están apartados para el látigo de cadena), de esos 16 "objetivos" 12 fueron los que me dejaron propina de corazón, así que mi hit rate fue del 75%, eso quiere decir que aún el látigo más ligero del juego (qué bueno que aquí no hay contadores de inteligencia, mente, suerte, y otras tantas “virtudes” que terminan por desvirtuar un juego) se puede dar castigo aceptable y suficiente (75% de aprovechamiento es bueno, díganme si no). Ese porcentaje también sirve para saber, y ACLARAR que no se puede incrementar la experiencia solo eliminando zombies, sino que también hay que tomar los corazones. Conclusión: en una cuarta parte del juego se hacen cosas inútiles, por decirlo en términos generales, y sí, que yo recuerde terminas llenándote de cosas que luego ni te sirven (por ejemplo la daga, que ni me quiero acordar que ya la tengo en el inventario, cuando el agua bendita es como la piedra angular del bien, y del juego). Bueno, ya puestos con los números (y luego de que algo de blasfemia me ha tranquilizado), iniciemos la jornada 3.



Entré a la tiendita, compré el látigo de cadena. Mírenlo nomás:



No es gran cosa, pero en lugar de oirse como un “ixtle” atrapa novias (lazo) mojado, escuchamos un sonido medio sordo (sordo sería no escucharlo). Otra cosa es que se vé bonito, anaranjadito como si hubiese estado en el horno y así nos lo dieran, recién cocinado.



Salgo de la tienda, voy a la iglesia por la bendición del padre (y de paso le presumo a medio pueblo, así como al padrecito mismo mi látigo nuevo).



Energía restaurada. Iré a la cueva del ojo, quiero ver que hay más allá, ya no me importa donde me atrape la noche, no me interesa hacer experiencia, que otra de mis teorías es que se puede terminar el juego sin hacer genocidio. Vamos a la cueva o caverna, y ya diré dónde cae la noche.


Entrando en la caverna hay que hacer un pequeño ascenso por escaleras. El ojo tiene otros hermanos, lo mejor es pescarlos al vuelo, el nuevo látigo los sigue eliminando de un toque, y también los esqueletos se eliminan de un toque. En las escaleras no pasa lo que en Castlevania 1, que si te tocaban solo parpadeabas, aquí si te tiran, y hay que volver a subir, así que es mejor eliminar a lo que esté cerca antes de subir escaleras. En el cuardo adyacente a la derecha de la caverna hay otra caverna más pequeña. Aquí entramos por la parte superior, pero por la inferior se ve un recinto algo sospechoso, enseguida bajamos unos escalones, los últimos peldaños se borran tirándoles agua bendita, así que podemos entrar a dicho recinto sospechoso regresando hacia la izquierda (nota al márgen: también aparece un nuevo enemigo, que es un vampiro de alas rojas, diferente al que vimos en el pueblo precedente en la NOCHE 2):




En este recinto hay dos bloques sospechosos, eliminándolos apareció una flamita: es la "Flama Sagrada" (pronúnciese con solemnidad). Esta es una buena arma, similar al agua bendita, solo que hace una combustión que dura unos instantes, PERO consume un corazón, por lo tanto no conviene por ahora usarla, ya que estoy seguro que requeriré corazones para comprar algún otro item o arma. Avancé a la derecha, llegué a una extensión de lo que parece el bosque por el que descendí en el DÍA 2. Arañas, no me acordaba como joden estos insectos con sus telarañas que te lanzan, corro el riesgo de perder mi segunda vida, mejor sigo caminando hacia la derecha esquivándolas, excepto claro aquellas que se me pongan de pechito. Salí de la zona de arañas, sigue el bosque y otra bifurcación. Iré a ver un mapa de los que me he descargado de internet, para saber donde está la primera Mansión, ya quiero acción. El mapa dice que debo tomar el camino inferior, aunque antes de la primera Mansión debo pasar por otra sección de la caverna, unos pasitos antes de entrar… WHAT A HORRIBLE NIGHT TO HAVE A CURSE.





NOCHE 3- No hay tantos enemigos en esta parte de la caverna, un par de ojos que gracias a que hay muchas plataformas puedes engañar subiendo y bajando hasta tenerlos en un buen nivel para eliminarlos, también hay esqueletos, pero se hacen caca de un latigazo (fue una buena inversión este látigo, pero me sigo arrepintiendo por la daga de… parece que de oblea, pues se deshace apenas unos pasos, es más efectivo en poder y rango el látigo. Vale, aquí no se puede tirar lo que no sirve como pasa comúnmente en los RPG´s, así que a cargar con estas cruces). La siguiente pantalla a la derecha es una piscina, pero como los aldeanos de este juego no lo saben le llaman “lago”. Aquí haré la primera trampita (puedo hacerlo porque ya terminé el juego de inicio a fin sin ayuda, pero por obvias razones, luego de unos 20 años no recuerdo todo el mapeado de Transilvania para terminarlo para fines... digamos, educativos). Veamos, abro el menú, elijo el cristal blanco, y me he agachado en el lago 45 segundos de nuestro tiempo, por si las dudas. Nada pasa...



Se suponía que se abriría un camino, pero nada pasó… quizás deba regresar al pueblo que se encuentra por el camino superior de la bifurcación que mencioné en el último párrafo del DIA 3, y en ese pueblo creeeeeeeo que debo cambiar mi cristal blanco por uno azul (el cielo me ayude si no es así). Ni hablar, a recoger los pasos hasta ese punto, y veamos a dónde nos lleva todo esto, total: es de noche y puedo seguir aumentando corazones (que en la noche también duplican su valor), y a paso de buen marchante llegaré a ese segundo pueblo rayando el alba.



Oh! Oh!, mi segunda vida corre peligro: con las arañas del bosque, y esta travesía por la caverna, solo me quedan tres rayitas de vida. He regresado a la bifurcación, y ahora tomé el camino superior, y en la pantalla a la derecha ha aparecido una araña: he sido audaz, esperé a que lanzara su telaraña, la salté y al mismo tiempo dí latigazo, y así el peligro inminente fue eliminado. Hay esqueletos, pero como son el enemigo más débil del juego uno puede eliminarlos sin tanto problema. Sigo avanzando, y otras arañas vienen detrás de mí, será mejor poner los pies en polvadera, más vale aquí corrió que aquí murió.

 
Son las 2 de la mañana, he llegado a este tercer pueblo, pero no hay zombies, así que me ocuparé leyendo el letrero: “TURN RIGHT FOR CAMILLA CEMETERY, LEFT FOR THE ALJIBA WOODS”. Entonces quiere decir que yo venía de Aljiba Woods, ese lugar infectado pora arañas (tomo nota, para no olvidarlo)… y es que jugar Castlevania II es eso: un total desconocimiento de lugares y criaturas, a veces nos dan indicios pero seguimos a ciegas si no se sabe dónde es cada lugar: imagínalo para un niño de unos 10-12 años. Avanzo… ¡sí hay zombies después de todo!, y es que al nivel superior del pueblo se sube por la derecha, y parece que los zombies conocen las garitas y los puntos de acceso de los pueblos y ahí te esperan, y lo peor es que con el látigo de cadena, su HP… su HP… (ahora me tiembla la voz), que diga, su vitalidad es de ¡3 TOQUES!. Para empeorar las cosas hago un macabro descubrimiento: en este pueblo son Ateos ¡¡¡¡ %$#%&/&/& !!!!, pues no hay iglesia. Se ha hecho de día, no tuve tanto tiempo de juntar corazones (mi contador dice que apenas tengo 78) por tantas impresiones y emociones juntas, y con la energía en 3 rayitas se comprenderá mi desesperación… quise decir, mi grado de diversión : ). Recordaré para lo postrero que el pueblo de verde no tiene iglesia, no busques refugio ahí viajero. Por lo menos no hay vampiros, ¿qué haré?, me lo pregunto una y otra vez… veré si al menos hay tiendas o mercaderes, y así aprovecharé los primeros albores del día, mientras pienso como restaurar mi energía, digo, saluddddd!, que no pienso ni de chiste volver a perder otra vida.




DIA 4- ¡A la primera!:



Hablé con el sujeto que se parece al joven Indiana Jones, y me ha cambiado el cristal blanco por el azul, ni tiempo tuve de decirle que no, ni siquiera gracias, así que supongo que (ahora sí) puedo hacer retroceder las aguas de la piscina donde me quedé en la NOCHE 3. Las preguntas son ¿lograré llegar sin perder mis 3 rayitas de vida? ¿lograré llegar antes de que se haga de noche?... eso lo sabremos en el capítulo siguiente.


Antes de abandonar el pueblo hablé con la muchacha, quizás se le ofrecía algo ; ), ella me ha dicho que el rio de la muerte debe ser liberado de la maldición… ¿liberado cómo o de quién?, a mí el agua me sabe a H20... más filosofía para desgranar por el camino.



De salida por la izquierda (hay salida también a la derecha de este pueblo, pero por ahora no quiero explorar lo que el anuncio menciona como CAMILLA CEMETERY) me he topado con un anciano, quien me ha dicho que un laurel me protejerá del veneno de algo… pero el muy cábula no me dice donde comprarlo o donde me lo regalan.


En la entrada del pueblo hay una puerta, entré; destruyendo el piso hay un sótano, en él hay un hombre sentado con sombrero de paja, me ha dicho que el ojo de Drácula refleja la maldición. Eso significa que el ojo de Drácula sirve para que las pistas que hay regadas por el juego se puedan ver sin tener que revelarlas con agua bendita. Lo que me inquietó es que este hombre no me quita la mirada de encima: si me paso detrás de él se voltea a mirarme, si voy hacia el frente igual voltea… si a mí me cuesta hacerlo de pie, imaginarán mi sorpresa cuando este hombre con las piernas cruzadas se gira sin el menor esfuerzo … esto sí que es alarmante. Míralo:


 

Saliendo de ahí (y marchando a la izquierda para salir del pueblo)… ¡mira!, otra puerta abierta, aquí empleé el mismo método (destruir el piso con agua bendita), encontré un mercader y me vendía ajo por 50 corazones, lo compré porque me gusta este artilugio (con tres rayitas de vida, uno cree hasta que el excremento de vaca evita la calvicie), aunque solo fueron 2 ajos: los ajos más caros que he comprado en toda mi vida. Damn!!!, casi caigo al agua saliendo de la tienda, la cual está sobre una plataforma aislada, todo por las malditas prisas. Acto seguido, un paso antes de salir del pueblo, decido que debo eliminar las arañas con el mismo método: esperar a que lancen la telaraña, saltar dicha telaraña y a medio salto dar latigazo para eliminarlas. Probemos. No funcionó a la primera araña (su telaraña me quita 2 rayas de vida… ¡solo me queda una rayita!), un cochino esqueleto turbó mi plan, lo eliminé, luego le siguió la araña, pero perdí 2 rayitas de un telarañazo que alcanzó a escupir. Procederé con calma, y le tengo fé al método que he descrito de regreso a la bifurcación que me llevará a la piscina. (segundos más tarde) ¡Funcionó!, pero tuve que impirmir velocidad al asunto, algo de sentido común, y sobre todo ser frío para esquivar telarañas.


Más vale solo, que mal acompañado
 He llegado a la piscina, luego de no poco sufrimiento contra los ojos del pedacito de caverna que había que recorrer (ver final del DIA 3), así están mis contadores:


Experiencia 121

Nivel 1

52 Corazones

Dia 3, 3:48 de la tarde



Nótese que la pantalla dice “DIA 3”, pero en realidad es el día 4, pues el primer día es el día “0”: que líos con estos contadores.

Faltan como 33 segundos para que anochezca, mi nivel no aumentó a 2 cuando mi experiencia llegó a 100 (eso fue lo que pasó cuando subi de nivel la primera vez), pero estoy seguro que al llegar a 150 subirá… ¡ahí está la respuesta al cómo llenaré mi energía!. Recuerdo que al llegar a una Mansión de noche los enemigos se fortalecen, así que espero que estos 33 segundos restantes del día sean suficientes para llegar a salvo a la Mansión, de cuyo nombre no quiero acordarme, y dentro de ella re-mataré enemigos para subir de nivel y así recuperar toda la vitalidad. Ok, un largo viaje se da con un primer paso: agacharme con el cristal azul…



Ahora sí: el agua ha cedido, sigo hacia abajo-derecha, y sí, he llegado a la Mansión… aunque no es la Mansión que yo recordaba y esperaba encontrar (ya explicaré más adelante). Casi anochece, mejor entro y sigo con el plan de llegar a 150 de experiencia para recuperar la vida, después veremos, no me gusta hacer muchos planes: a la suerte no le gusta que uno haga planes.






(segundos más, segundos menos en el interior de la Mansión) Entre en la Mansión, aquí hay unos esqueletos parecidos a los del inicio del juego, solo que llevan algo que parece una lámpara-electrocuta-mosquitos, además de que son más veloces y tiran una tibia que al caer al suelo quema un poco, sobra decir que fui cauteloso, eliminandolos con el látigo de cadena (que tiene buen rango). Hay también armaduras, avanzan y retroceden temerosas, amenazantes con un tridente, pero de un latigazo se hacen fuego (las ventajas de entrar en las Mansiones con la luz del día). Seguí avanzando y retrocediendo en este primer corredor con mucha cautela, y y mira Nicanor nadamás lo que conseguí (compara también la energía de ambas fotos):


¡NIVEL 2! ¡ENERGÍA RELLENADA!




Entre de día en la Mansión, se avanza todo hasta la derecha (uno de los muros es falso como moneda de 7 centavos) hasta dar con el mercader que vende la estaca (recordaba que el primer objetivo de las Mansiones es comprar este artilugio, una sola vez pues está cara, no se acumula, y no sirve para otras Mansiones), los esqueletos de la farola que están entre los espacios de agua los aniquilé de 4 agua-benditazos, lo hice de ese modo para perder tiempo (no preguntar por qué o para qué, simple gusto nadamás), y luego intenté con la daga, y también funcionó bien, esta es la única parte donde hay peligro de caer al agua, el resto es pan comido.
Suerte de principiante, supongo.


Luego de ir por la estaca regresé y subí por la segunda escalera contando de la entrada (la que está junto a los bloques morados que se mueven), y de ahí seguí el único camino que hay (derecha, arriba, derecha, caer, derecha), y ya en el cuarto de los ahorcados abrí la esfera con la estaca.
Me gané el corazón de Drácula, y sin serenata ni flores

Como último tip, recordaba que al saltar hay que latiguear, aunque no haya enemigos, pues así se consigue un super salto. Aquí también hay un truco para ir a otra Mansión, pero ese truco lo dejaré para otro momento. Un engaño común es que luego de salir del cuarto de los ahorcados se percibe que la esfera reaparece: se puede ir a comprar otra estaca, y se puede volver a abrir dicha esfera, y se obtiene ooootro corazón, pero con uno basta, además de que no se acumulan. Eso es lo que me gusta de Castlevania II: los contadores son esenciales, pero no fundamentales.

 
Me tomó 4 minutos de tiempo humano para ir y regresar con el corazón de Drácula todo sanguinoliento entre mis chácharas, aunque fastidia tener que caerse en esta parte:






Comienza a resentirse que Simón sea cauteloso y que avance con pies de plomo (después de todo, un hechizo “fasta” hubiera estado de lujo). Analizando: maté 16 enemigos, pero solo 8 dejaron corazón, eso quiere decir que las Mansiones no es buen lugar para juntar corazones, pues solo se tiene 50% de efectividad, contra 75% que se tiene en los pueblos de noche. Lo anoto en algún lado, y ruego porque no olvide donde dejaré el papelito.


Salgo de la Mansión, siguen siendo las 17:20, o sea que faltan 10 segundos para que caiga la noche… ¿ahora a dónde voy?...



CONTINUARÁ...

5 comentarios:

Ryu Mishima dijo...

Me imaginaba unos 4 parrafitos y cuando bajo el scroll me quedé asi como :O

Te rifaste pibe !!! (Notese el coctél linguistico)

Anónimo dijo...

Alguien tiene o podría subir la aplicacion Megaman Password Creator de la que se habla en MagazinNes #5, ya que en la página que ponen no hay nada para descargar dicha aplicación.
Gracias y sigan asi...

Tygrus dijo...

Envíame un mail (por favor), y te lo adjunto:

tygrusonline@yahoo.com

Anónimo dijo...

Gracias por tu tiempo, ya te he enviado el email, suerte en todo.

Fulano dijo...

Es la primera guía-juego de "ultra detalle" que leo. ¡El poder de los blogs!

Links to the Past