13 de febrero de 2015

Friday the 13th

VIERNES 13



Viernes... 13. Es el día perfecto para que nosotros, escolares de octavo grado, vayamos a un campamento de fin de semana lleno de "peripecias" en un lago cristalino como burbuja de pantano, porque es en este día cuando Jason, el asesino de Lago Cristal, que diga, el anfitrión del campamento, nos espera para darnos una cordial bienvenida.

::::::::

Viernes 13 fue una de esas sagas del cine de horror Estadounidense que, junto a Halloween y A Nightmare on Elm Street (Pesadilla en la calle del infierno), inspiraron y propulsaron muchísimas otras peliculas de horror (y sus no pocas y nefastas secuelas) hacia nuestros días y, aunque Halloween no tuvo presencia en la consola NES, A Nightmare on Elm Street y Friday the 13th son de los primeros juegos de terror que nos saltan al recuerdo como por pensamiento reflejo, y es del último de estos que hoy, por corresponder a la ocasión, quisiera hablar.


AVE DE MAL AGÜERO

Sí: es un juego de la mal parida LJN, venido de la licencia de Paramount Pictures. También fue catalogado por algunos críticos del medio como el peor video juego basado en una película (¿qué no era E.T.?). Por fortuna, Nintendo y su sello de calidad determinaron que el juego era apto para el catálogo de la consola NES, o de otro modo (si se le hubiera criticado previo a su lanzamiento) quizás nunca lo hubiéramos tenido (¿verdad que no todo es tan malo después de todo en relación a las extrañas políticas de Nintendo?).


 La presentación, con un cuchillo clavado en la máscara de Jason, es de las cosas que
se recuerdan gratamente del juego y hasta de la consola


En aquellos días el survival (si se le puede llamar así) en los video juegos debía contar con elementos distintos a los de los juegos de hoy en día, pues aún en las aventuras gráficas como Maniac Mansion o Shadowgate los programadores debían enriquecer el entorno con personajes, monstruos, y situaciones fenomenales, místicas y fantásticas para justificar tanto los argumentos en ellos implícitos como la suficiencia de tales propuestas como video juego (en ese entendido del Arte u objeto de culto que tanto defendemos), imagínese ahora el deber que juegos como Friday the 13th (al ser de terror y embonar en las características antes referidas) debían refrendar: tratándose de un juego donde hay que estar en constante huída (y donde se pelea más por la fuerza que por voluntad), tenía que dársele al jugador algo más de quehacer, porque así era entonces con nosotros y así eran las compañías (para hacer atractivos los video juegos y venderlos), y que al mismo tiempo esos elementos permitieran recrear una atmósfera de terror acorde al imaginario colectivo, es decir, que el juego se apegara a la cinta en ese entendido de promover/dar sustos.

Es por eso que aunque este juego está basado en las primeras 7 películas de Viernes 13 que hasta entonces habían aparecido, aquí se tienen que inventar zombies, lobos, y hasta la búsqueda y pelea en contra de la cabeza de la mamá de Jason para que "este juego" (así entrecomillado para que el beneficio de la duda sirva tanto a defensores como a detractores) funcionara, o dicho de otro modo, tuviera variedad de acciones, "movimientos", y hasta perspectivas.


 
Será psicológico, pero saber que en un bonito parque con lago como este
se esconde un asesino sobrenatural maniático psiquiátrico patológico
que asola a unos niños, como quiera da susto


Viernes 13 tiene muchos elementos en contra, el principal: no es intuitivo como Castlevania y ya ni siquiera como Drácula, y eso mismo es lo que origina el cisma de opiniones en torno a él, haciendo que para algunos sea difícil y aburrido (y poco comprensible), y que para otros eso mismo lo haga un juego digno de atención y del reto que tanto se saborea, porque es al jugador a quien toca ir comprendiendo la idea general y los objetivos (algo que para niños de 8 años en aquel entonces resultaba aburrido y hasta de mal gusto).

El otro aspecto en contra es la interface, pues aún si el juego se apoya en las sacro santas muletas de las plataformas y el avance en side scroll, al entrar a las cabañas la perspectiva cambia a tercera persona (miramos la espalda del personaje al avanzar hacia el eje z), y dado lo escueto en la forma de presentarnos ese avance, es natural que el jugador se sienta perdido en tanto no lo entienda, pues hasta una simple habitación con cuatro paredes (y un gato en cada esquina, con cada uno de esos gatos negros mirando otros tres gatos) se siente como un laberinto. Eso no es todo, pues dentro del mismo cuarto debemos ir explorando, y hay que ir seleccionando objetos desde un menú, así como haciendo uso de comandos para enfrentar a Jason.

Por momentos el juego puede parecer una aventura gráfica.
Por desgracia Jason sabe moverse y tirar hachazos
como el mismito Mike Tyson


Hoy en día, las múltiples variantes del género de terror en los video juegos tienen sus títulos insigne o, de menos, juegos que forman parte de su historia: Resident Evil, Silent Hill, Clock Tower... Splatterhouse, Drácula, Maniac Mansion, Sweet Home, y así otros. Cuando había NES no existía el survival como tal (subgénero favorito y auténtico de muchos video jugadores dentro del género de terror), pero Friday the 13th es para algunos de nosotros una pieza de colección por hacernos experimentar, como parte de su propuesta, eso mismo: el miedo por escapar y sobrevivir en un entorno hostil sintiendo el peso de toda serie de desventajas (desde luego: a la manera y usanza de los 8-bits), y dentro de ese mismo plano psicológico el darnos la oportunidad simultánea de encarnar a un grupo de niños que afrontan sus miedos y pelean contra un asesino tenebroso que tiene más vidas que un gato.

La mamita de Jason también sabe dar mordidas


En mi opinión, Friday the 13th fue un juego incomprendido: siendo un título dispar del resto de títulos de horror, es decir, sin una linealidad y objetivos claros, hacía que de inicio uno o se carcajeara y terminara aburrido, o terminara frustrado y decepcionado. Pero mirándolo como propuesta de video juego (lo cual suele darse a una edad más madura) uno puede darse cuenta que sí hay momentos tétricos en él, y tanto el suspenso de su banda sonora como la impresión psicológica que genera (como cuando el gigantesco Jason llega sin anunciarse a una velocidad endemoniada y reparte hachazos aquí y allá), hacía que uno tuviera ganas de querer seguir y seguir para de una vez por todas terminar, por superstición si así se quiere ver, con Jason de una vez por todas.

Y es cierto: algunos queríamos que los juegos tuvieran un final feliz porque de ese modo los monstruos no podrían salirse del televisor, aunque el final en Viernes 13 para NES es algo... que no me toca a mí decir, qué mejor si quien guste jugarlo lo descubre por sí mismo.

A propósito, NECA Toys puso a la venta hace algún tiempo una figura de Jason que venía dentro de una caja que rememora al juego de NES, ¿qué les parece?:






:::: TYGRUS ::::

2 comentarios:

Thrill KillX dijo...

Hace años queria hacer un video en youtube hablando de este juego, pues ya me cansaban las personas que decían que era malo...solo porque un tal Angry video game nerd se los decía, que a su vez chequeo las criticas de aquellas revistas de finales de los 80's que tampoco indagaban mucho en los juegos, y la verdad me extrañaba saber de esas criticas que lo colocaban como lo peor, sobre todo porque Club Nintendo reseño este juego y lo califico de muy bueno, dio unos pasos para poder derrotara Jason, como conseguir la antorcha, y la verdad después de aprender a como obtener la dichosa antorcha el juego paso de extremadamente dificil a ser un gran juego con buen reto, y que de vez en cuando me daba unos saltos de susto cuando Jason se me aparecía de repente o en el peor momento, a mi punto de vista este es un buen juego, no un juegazo, pero de todos los juegos que tengo del Nes Friday the 13th es el que mas he jugado hasta la actualidad por su aleatoriedad, no es fácil predecir cuando Jason aparecerá, al carajo con los que dicen que es malo, solo lo dicen porque no saben jugarlo.

TYGRUS dijo...

Yo nunca tuve el juego, siempre me lo prestaban y siempre me resultaba difícil hasta que de igual modo con la antorcha se me hizo más asequible el juego. Y sí, para mí también es un gran juego.

Links to the Past